BURUNDI: Parte III: Algunas impresiones sobre este país

En mis 2 artículos anteriores escribí acerca de cómo conseguí mi visa a Burundi (léelo aquí: Parte I de Burundi) y qué ver/hacer y comer allí (léelo aquí: Parte II de Burundi). Este es mi tercer y último artículo acerca de este país y está destinado a transmitirme mis propias impresiones sobre mi viaje.

Cómo llegar: Tuve que volar desde Kigala, Ruanda a Bujumbura, Burundi. Aunque en realidad es un máximo de 4 horas en coche entre estas 2 ciudades pero están continuamente cerrando las fronteras entre estos dos países. Era mejor no arriesgarse a cruzar la frontera para que te dijeran que no puedes entrar en Burundi y ser devuelto. El vuelo duró menos de 30 minutos. El avión y el aeropuerto estaban casi vacíos, pero era la forma más segura de llegar allí. Mi vuelo iba a Nairobi, Kenia con una corta parada en Bujumbura para gente como yo volando allí. Pero una vez que el avión se detuvo, sólo unos pocos salimos y el resto nos miró con una cara como si dijeran «debes estar loca chica, espero que sobrevivas esta aventura». ¡Jaja!

OMG...He llegado a Burundi!!!
No me lo creo…He llegado a Burundi!!!

Agricultura: Alrededor del 90 por ciento de la población allí depende de la agricultura para ganarse la vida. Los principales productos son el café, el té, los frijoles, los plátanos, los boniatos y el maíz. El principal producto de exportación es el café. Es una lástima que yo no beba café (Sí, ya sé que soy  cubana pero no bebe café y no fumo tabacos, jaja), pero deberías probar su café y contarme entonces qué tal está, jaja.

La tasa de café de mi amigo
La tasa de café de mi amigo

Dinero: Los billetes de 100 BIF son tan viejos que nadie quiere usarlos más. Se sienten casi insultados si les pagas con estos billetes. Mira esta foto  y comprenderás por qué.

Los billetes normales
Los billetes normales
Los billetes de 100 BIF
Los billetes de 100 BIF

Cambio de moneda en el aeropuerto: Cuando cambié mis 20 € en el aeropuerto fue un equivalente a 36.940 BIF (el tipo de cambio en el aeropuerto en agosto de 2016 era 1 € = 1.847 BIF), por lo que la chica me dio sólo 36.500 BIF y me dijo que ella no tenía monedas ni billetes pequeños para darme los restantes 440 BIF.
Cuando mi amiga Arielle vino a recogerme y se enteró de esto, fue al lugar de cambio y le pidió el dinero faltante. Era menos de 1 €, pero ella no quería que la gente diera información equivocada o mentir a los turistas y le doy la razón. Por cierto … no esperes tener wifi en el aeropuerto.

Policía: Hay policías por todas partes. La policía nos detuvo unas cuantas veces para hacer control de pasaportes y para revisar el auto. Una vez salí del coche para tomar una foto en la plaza principal del centro de la ciudad, la plaza de la independencia, y el policía vino a donde estaba mi amiga tomándome la foto para decirle que yo no estaba adecuadamente vestida. Dijo que no estaba molesto conmigo porque yo soy una turista y no sé las reglas del país, pero estaba molesto con mi amiga porque era su responsabilidad de decirme cómo vestir. Ella le dijo que en primer lugar estábamos en nuestro camino a la playa y en segundo lugar no hay realmente una regla escrita acerca de cómo vestirse en las calles de Bujumbura. De todos modos, aparte de esta pequeña discusión que en realidad terminó con un «ok, pero no lo hagan de nuevo y bienvenida a nuestro país», no tuvimos grandes problemas con la policía. Sin embargo, mi amigo me habló de otros amigos suyos que tuvieron algunos problemas mayores mientras fueron controlados. Así que les aconsejo pensar dos veces que ropa se van a poner si andan caminando solos por la calle, sobre todo si se trata de chicas.

El día en que y no estaba adecuadamente vestida
El día en que y no estaba adecuadamente vestida

Transporte: Uno de los medios de transporte aquí era el tuc tuc. No me lo esperaba, no es muy típicos de estos países africanos. Por otro lado todos los días ví muchos camiones de transporte de carbón (lo que ellos llaman Amakara) para cocinar o camiones transportando cualquier otra cosa. Todos están, por supuesto, sobrecargados (como en la mayoría de los países africanos en que he estado). También ví todo el tiempo ciclistas enganchados detrás de estos camiones arriesgando sus vidas sólo para ir un poco más rápido. En realidad me recordó a Cuba, algunos motociclistas hacen eso mismo allá. ¡Qué locura!

Tuc tuc burundiano
Tuc tuc burundiano
camiones transportando carbón
camiones transportando carbón
ciclistas detrás de los camiones
ciclistas detrás de los camiones
accidentes de camiones diarios
accidentes de camiones diarios

Rumores: Cuando hablé con algunas personas en otros países acerca de Burundi, algunas me dijeron que hubo un toque de queda en Burundi unos meses antes de mi visita. Cuando le pregunté a mis amigos que viven allí, me dijeron que la gente no estaba obligada a estar en el interior de sus casas por la noche y no salir a las calles. Es cierto que algunas personas decidían, por sí solas, regresar a casa temprano diariamente por su propia seguridad. Sin embargo bares y clubes estaban siempre abiertos hasta tarde ymuchos se iban de fiesta. Y sí, cuando estuve allí fuimos de fiesta todas las 3 noches, jaja!

Niños: Al igual que en todos los países africanos, los niños corren detrás de tu coche y siempre quieren tomarse fotos contigo. Me encantan esos niños saltando y sonriendo de oreja a oreja, pero siempre me siento mal cuando no tengo nada que ofrecerles. Así que si estás viajando en coche, por favor lleva al menos siempre algunos dulces contigo. Estarán muy contentos y agradecidos.

Niños alrededor de mi coche
Niños alrededor de mi coche
Niños queriendo salir en mis fotos
Niños queriendo salir en mis fotos

Habitantes: Ya mencioné en mis últimos artículos lo amigables que me resultaron los burundianos. Desde recibirme en sus propias casas e invitarme a beber y comer diario hasta tomarse días libres en el trabajo para mostrarme su país y organizarme las excursiones. Pero aparte de los burundianos conocí a algunos extranjeros que vivían allí y me interesó escuchar sus historias y saber por qué querían vivir en este país. Así que le pregunté a un hombre de Grecia. Ha pasado la mitad de su vida en este país, y de esto hace ya más de 20 años, y él estaba muy feliz de estar allí. Él es dueño de un bar/restaurante en Bujumbura junto con su esposa que es original de Burundi. El local se llama Los Plateaux. Cuando le pregunté por qué le gustaba vivir allí me dijo: «Hay muchas razones por las que me encanta este país, pero te voy a mencionar sólo 3: Primero porque no existe el tiempo en este país. Puedes despertarte cuando quieras, ir a trabajar, luego hacer una siesta e ir a trabajar de nuevo o no ir. Esto es África. El tiempo no cuenta aquí. Segundo porque me encanta el clima aquí. Es perfecto. No hace demasiado calor y tampoco hace frío. Y cuando llueve, llueve por sólo unas horas para refrescar toda la ciudad y ya está. Y en tercer lugar porque este país tiene las chicas más hermosas de África. Entonces señaló a su esposa, que era, sin duda, muy hermosa.

Espero haberlos motivados para descubrir esta cultura algún día.

Para más fotos de este viaje mira el album de Burundi.

¡Disfruten mis artículos y estén atentos al próximo!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *