El equipo especial bávaro-cubano en la fiesta de la cerveza Oktoberfest – Parte I

Corazones del Oktoberfest

Trabajar en el Oktoberfest? Quién yo? No…que va! Yo no podría. Jaja. Eso es lo que yo siempre pensaba, y pues me ha costado 15 años tomar la decisión de mandar mi currículum y aplicar para este trabajo por primera vez y adivinen qué! Lo conseguí. Mi mamá no estuvo muy feliz al respecto. Ella siempre me pregunta porqué yo estudié tantos años y me gradué de la universidad para terminar trabajando de camarera. Pero qué puedo decir? Primero, realmente me gusta trabajar de camarera, es divertido. Y segundo, se gana buen dinero rápidamente, lo cual me viene perfecto para financiar mis 2 mayores adicciones: viajar y bailar.

Por qué se me ocurrió trabajar en el Oktoberfest ahora? Aquí va la historia:

2002-2014:

Me mudé a Munich en noviembre del 2002 sin hablar ni una sola palabra en alemán. Mi primera visita al Oktoberfest fue en el 2003. Ni siquiera tenía suficiente dinero para comprarme un Dirndl (la ropa tradicional bávara para mujeres), así que una amiga me prestó un Lederhose (la ropa tradicional bávara para los hombres… y si, las mujeres también pueden ponerse Lederhose, aunque no es tan sexy como el Dirndl, jeje). Así fue como asistí a mi primer Oktoberfest y me quedé estupefacta al ver la magnitud de este evento. Tantas personas, tantas cervezas, tanta música y baile, tantos aparatos para montar. Una locura!

Mi primer Oktoberfest en Lederhose en el 2003

Desde entonces, he estado visitando el Oktoberfest cada año sin perderme ninguno, a pesar de que en realidad yo no bebo cerveza, pero todos mis amigos saben cúanto me encantan las fiestas y obviamente Oktoberfest es una de las fiestas más grandes del mundo y déjenme contarles que además ahí se venden otras bebidas aparte de la cerveza, solo en caso de que no lo sepan.

Comiendo uno de esos grandes Brezn en el Oktoberfest
Disfrutando el Oktoberfest con amigos
Disfrutando el Oktoberfest con amigos

Yo iba varias veces por año y siempre miraba a las camareras con un gran respeto cada vez que pasaban por mi lado cargado todas esas cervezas pero nunca, repito nunca pensé que yo podría ser una de ellas. Es un trabajo bastante difícil, además de que todos me decían que era prácticamente imposible ser aceptada en ese trabajo si no se tiene experiencia o contactos allí que te ayuden a entrar, así que en realidad nunca intenté.

Oktoberfest 2011 con amigos extranjeros
Oktoberfest 2011 con amigos extranjeros
Oktoberfest 2011 con amigos extranjeros

2015:

En septiembre del 2015 renuncié a mi trabajo oficial en la compañía de impuestos con la idea de viajar un par de meses y luego regresar a Alemania para buscar un nuevo trabajo. Pero en realidad me he vuelto poco a poco tan adicta a mis viajes (y todavía lo soy) que me costaba trabajo pensar en dejar de viajar de la manera que lo hago. Ahora se pueden imaginar que después de estar viajando por 2 años casi sin parar (Oct 2015 – Sept 2017) ya casi no tenía dinero, así que ya me tocaba buscar una solución, una manera de ganar suficiente dinero como para seguir viajando aunquesea un poco más, jeje. Así fue como surgió nuevamente la idea de trabajar en el Oktoberfest. O sea, si nos ponemos a pensar un poco… Yo vivo en la ciudad que celebra el festival de cerveza más grande del mundo. Créanlo o no, hay muchas personas que toman sus vacaciones en sus trabajos oficiales para trabajar en el Oktoberfest y otras muchas personas que vienen desde otras ciudades y a veces desde países vecinos para trabajar aquí también y ganarse un dinerito extra. Entonces… por qué no yo? Es mi ciudad y en estos momentos no tengo ningún otro trabajo. Así que decidí tomar vacaciones de mis «vacaciones viajeras» para regresar a „casa“ y trabajar, jaja!

Oktoberfest 2015 con mi primo y amigos
Oktoberfest 2015
Oktoberfest 2015 con mi primo y amigos

2016:

En noviembre del 2016 comencé un viaje sola por carretera por todo África Occidental sin saber cuando regresar y sin saber donde trabajar luego. Pero antes de comenzar mi viaje preparé mi currículum para aplicar como camarera en el Oktoberfest y me lo envié a mi misma por email. Yo ya había escuchado que hay que aplicar en un grupo de 2 personas como mínimo, de lo contrario son pocas las probabilidades de ser aceptada.

Por mi parte yo no tenía contactos de amigos que trabajen ahí y pudieran ayudarme, ni tampoco conocía a nadie interesado/a en aplicar para ese trabajo, pero comencé a preguntarle a todos mis amigos hasta que una amiga me comentó de otra amiga de ella interesada en trabajar de camarera por primera vez. Esta chica (Sophia) me contactó cuando yo andaba viajando por África. Yo le envié mi currículum y ella lo envió junto con el de ella a todas las carpas del Oktoberfest. Muchas de las carpas nos contestaron diciendo que ya el personal estaba seleccionado o que ellos le dan prioridad a los trabajadores de años anteriores. Nosotras no teníamos suficiente experiencia en ese tipo de trabajo (aunque tengo que decirles que en realidad yo llevo trabajando de camarera aproximadamente unos 9 años en diferentes bares latinos en Munich, sobre todo en la época cuando aún estaba estudiando en la Universidad, pero obviamente tengo que admitir que el trabajo en el Oktoberfest es diferente y mucho más duro, jaja)

2017:

Yo continué mi viaje por África Occidental y un buen día de mayo nos llegó una confirmación para un trabajo de camarera en la carpa tradicional Tradition Festzelt Oide Wiesn. Wowww! No podía ni creerlo. Leí el mail como 5 veces y luego le escribí a Sophia totalmente eufórica para comprobar si ella también había recibido el mismo email. Yo estaba saltando de felicidad, así que compré mi vuelo de regreso a Munich para firmar el contato justo a tiempo.

Llegó el 14 de septiembre y tuvimos una reunión a las 3pm directamente en la carpa donde nos informaron de varios aspectos importantes y luego tuvimos que registrarnos. Ese día finalmente conocí a Sophia (mi colega) en persona. Nos orientaron formar grupos de 4 camareras/os para poder tener un poco más de flexibilidad en los horarios, así podíamos organizarnos siempre de manera tal que 2 camareras pudieran comenzar algunos días más tarde o irse más temprano a casa en caso de que no haya mucho trabajo. Afortunadamente encontramos 2 camareras agradables (Gisela y su hija Pam) que han estado trabajando en esta carpa desde que se abrió en el 2010. Ellas nos mostraron un par de trucos para cargar las jarras de cervezas y la bandeja de comida. Yo ese mismo día intenté cargar las jarras vacías y sentía que no podía… Pesaban tantooo!!! Una jarra vacía pesa 1.2kgs y 2.2kgs si está llena. Dios mío!!! Realmente podré llevarlas? Ni siquiera pude dormir esa noche pensando en eso y soñando cómo cargar esas cervezas, jejeje.

Con Sophia, Gisela and Pam (de izquiera a derecha) Oktoberfest 2017

En mi próximo artículo les contaré como fue mi experiencia trabajando en el Oktoberfest.

Disfruten mis artículos y estén atentos al próximo!!!

Oktoberfest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *