Acerca de Danay

Quién soy y de qué trata este blog?

Versión corta:

Hola a todos 🙂

Me llamo Danay Bustamante. Soy cubana y vivo en Alemania desde noviembre del 2002. Soy adicta tanto a viajar como a bailar salsa desde que era una niña. Puedo pasarme horas y horas bailando hasta el amanecer sin ver pasar el tiempo o viajar y viajar durante semanas y meses sin sentir la necesidad o el deseo de regresar a casa (estaré visitanto mi país número 100 en Noviembre 2017). Después de salir de Cuba viví 6 meses en Escocia, 3 años en México y luego me mudé a Alemania in el 2002. Primeramente estudié Psicología pero finalmente me gradué de la carrera de Administración de Empresas después de varios años estudiando en la Universidad en Munich, estudiando y viajando al mismo tiempo, por supuesto. En septiembre del 2015 renuncié a mi trabajo „solo por unos meses“ (o al menos eso pensaba yo en aquel entonces) y aquí estoy, casi un año mas tarde, aún viajando. Simplemente no puedo parar. No sé que sucederá mas adelante pero yo he disfrutado cada momento tan intensamente que siento la necesidad de compartirlo con todos ustedes. Así que este blog servirá para transmitir mis experiencias viajeras al igual que lugares para bailar a lo largo del mundo.

Versión larga:

La primera vez q me senté en un avión yo tenía alrededor de 5 años y ya estaba volando sola. Mis padres se habían mudado a La Habana buscando mejores condiciones de vida y yo tuve que quedarme por un tiempo con mi abuela en Guantánamo, la ciudad donde nací. (Si no sabes mucho sobre Cuba, estoy segura q al menos has escuchado hablar de mi ciudad de origen debido a la famosa base militar americana en Guantánamo). Unos 4 años más tarde, cuando yo tenía 9, mis padres finalmente lograron comprar un apartamento pequeño de un solo cuarto para nosotros. Hasta ese momento estaban viviendo en casa de una tía nuestra, lo cual es completamente normal en Cuba debido a las dificultades de vivienda. Así q al final pude mudarme a la Habana y fuimos una familia feliz por un tiempo. Durante esos últimos 4 años estuve volando sola de Guantánamo a La Habana para visitarlos 3 veces al año cuando tenía vacaciones en la primaria e incluso después de mudarme a La Habana seguía volando sola pero esta vez de regreso a Guantánamo en mis vacaciones para visitar a mi abuela y el resto de la familia. El volar sola recuerdo que era una bonita experiencia. Las aeromozas/azafatas me trataban como a una princesa, me daban muchos chocolates y caramelos (bueno…eso fue antes de 1994 que la economía cambió completamente). Pues si, yo adoraba volar sola y todavía lo disfruto al máximo. Subir a un avión es como entrar a mi apartamento porque me siento como en casa, jeje, y si es un vuelo largo con películas y cena mejor aún.

Después de mudarme a La Habana y vivir y estudiar allí por algunos años me di cuenta que debía y quería al menos conocer mi propio país antes de mudarme al extranjero. Y lo hice. Yo era joven, sin dinero, las condiciones de viaje en Cuba no eran las mejores… Pero lo hice 🙂 y créanme que no conozco muchos cubanos que hayan viajado su propio país o cubanos que viajen por el mundo en general. Por supuesto aún hay lugares en Cuba que yo no he visitado, pero puedo decir orgullosamente que he estado en las 15 provincias de mi país incluyendo la provincia especial llamada Isla de la Juventud. Algunos lugares (principalmente playas y cayos) estaban prohibidos para los cubanos en aquella época. Eran solo para extranjeros. Hoy en día aún no he logrado visitar esos cayos porque cada vez que regreso a Cuba prefiero pasar más tiempo con mi familia que visitando lugares turísticos. Pero el día llegará 🙂

Yo salí de Cuba en 1999 (esta es una historia larga) y me quedé medio año en Escocia hasta que finalmente pude mudarme a México y reencontrarme con mi padre, a quien no había visto en 7 años después de su salida de Cuba en 1992 (era mucho más difícil aún salir de Cuba directamente a México para visitarlo). Viví 3 años en México, cerca de mi padre, y vine a Alemania en el 2002.

Bueno…pues me gradué de Administración de Empresas en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Munich en Alemania hace unos años y aún vivo aquí. Mis estudios duraron mucho más que los de mis colegas porque en vez de escribir 7-8 exámenes por semestre como hacían ellos, yo tenía 3 trabajos diferentes además de las clases en la Universidad pero así y todo lograba pasar 4-5 exámenes por semestre y trabajar duro para ahorrar algo de dinero para viajar el resto del tiempo cuando no tenía clases. Obviamente era más grande mi necesidad y mi hambre de viajar que los deseos de terminar mi carrera en el tiempo estimado. Me tardé tanto en terminar la universidad que ni siquiera me presenté a mi fiesta de graduación porque ya no conocía a nadie de ese año y los de mi clase ya estaban todos graduados años atrás. My pobre madre pensó que yo nunca me graduaría. Pero si mami, lo hice!

Lo que quiero decir es que…

Adoro viajar y por suerte he tenido (o he creado) la oportunidad de viajar bastante (estaré visitando mi país número 100 en Noviembre 2017). Mis amigos a veces me preguntan si no me da miedo viajar sola y siempre respondo… Yo viajo sola desde que tenía 5 años, eso ya está en mi sangre, como bailar salsa 😉

Y sí…hablando de salsa…además de viajar tengo un segundo hobby, que a su vez es lo mejor que me ha sucedido en mi vida: bailar salsa. Para los que no conocen el mundo salsero estarían impresionados si les cuento que hay congresos y encuentros salseros cada fin de semana en todo el mundo y nosotros, los adictos a la salsa, viajamos muchas veces por horas y horas para tener la satisfacción de 1-3 noches completas de baile. Hay un universo inmenso de bailarines allá afuera y este blog que estoy comenzando ahora no está solamente dedicado a los viajeros pero también a los salseros.

Esa soy yo y esos son mis intereses y hobbies y quiero compartir mis experiencias con ustedes. Si aún no lo eres, tal vez te conviertas en un viajero o salsero…o los dos, quien sabe?! Y si ya eres uno de los nuestros, espero este blog te ayude ofreciéndote información adicional.

He empezado a escribir este blog en octubre del 2015 en el aeropuerto de Addis Ababa en Etiopía mientras esperaba mi vuelo de conexión a Malawi, que fue mi primera parada de los 14 países que visité durante los meses que viajé en África pero lo he terminado de escribir ahora en julio 2016. Me ha costado mucho decidirme a escribir. Ni siquiera estaba segura de hacerlo pero gracias a muchos amigos que no dejaban de mandarme mensajes preguntándome cuando empezaría mi propio blog, estoy ahora aquí escribiendo… para ustedes. 🙂